lunes, 7 de septiembre de 2009

ORFANATO DE ELEFANTES


En África cada año 19.000 elefantes son asesinados. Los huérfanos, al cuidado de David Sheldrick Wildlife Trust, son algunas de las victimas olvidadas.

La serie de la BBC “Elephant Diaries”, nos permite ver como es el trabajo del día a día de esta fundación.

Lo mas importante en el mundo de un bebe elefante es su madre y por extensión su familia. Los lazos emocionales que unen a los elefantes con su familia son fuertes y suelen ser de por vida.

Durante su infancia la familia perdida de los huérfanos debe ser reemplazada por el equivalente humano. Es muy importante tener cuidado con el desarrollo mental y físico para que crezcan psicológicamente estables, porque si se desarrollan psicóticos o neuróticos, nunca serán bienvenidos en las manadas salvajes.

Los cuidadores de estos bebe elefantes están con ellos las 24 horas del día, viajan como un grupo con ellos durante el día, y duermen a su lado por la noche en contacto físico todo el tiempo. En los establos, cada elefante tiene su propio compartimento independiente de los otros y duerme cada uno con su cuidador. Los cuidadores duermen con un elefante distinto cada noche para evitar un lazo demasiado fuerte con el mismo cuidador, por si este tuviera que ausentarse por alguna razón.














Los elefantes tienen un metabolismo muy rápido y nec
esitan alimentación regular durante las 24 horas del día, inicialmente los alimentan cada que lo piden; pero después de los 5 meses gradualmente se les va regulando la leche en tomas de cada 3 horas. Esta rutina dura todo el primer año de vida. El segundo año siguen siendo dependientes de la leche pero se les va introduciendo vegetación.

Si los bebes elefantes sobreviven al periodo del primer año, son transferidos al parque Nacional de Tsavo donde inician un largo periodo de integración que los prepara para volver a la vida salvaje y están en relación directa con los otros huérfanos de entre 1 y 10 años.














La edad de los elefantes es
equiparable un poco a la de los humanos. Los dos primeros años del elefante son clasificados como infantes, son como nos hasta los 10, adolescentes entre los 10 y los 20 años, un joven adulto en sus veintes, maduro en sus treintas y cuarentas, y empieza a considerarse de edad a los cincuenta. La longevidad esta influenciada de un modo u otro por factores como el estrés, la dieta, la calidad del aire, del agua, etc., pero en circunstancias favorables un elefante puede vivir normalmente hasta sus setenta u ochenta años, como los humanos.














Para reintegrar a estos hermosos animales a
su hábitat natural, el trabajo es largo e intenso. Con los otros elefantes aprenden a comportarse como elefantes, a comunicarse y a desenvolverse como los de su especie en las distintas situaciones. Para esto hay que tener en cuenta que cada individuo, al igual que los humanos, son diferentes. Algunos disfrutan la independencia y la aventura, otros son tímidos, introvertidos y más dependientes de su familia humana.

Cada huérfano decide cuando dejar a su familia humana y convertirse en un elefante “salvaje” otra vez.



























Una vez se ha
n marchado, algunos deciden seguir en contacto con su familia humana y deciden hacerles visitas regulares, otros vuelven cuando necesitan algún tipo de asistencia. Un elefante nunca olvida, y cada huérfano recordaraá particularmente el amor de esos individuos que se comprometieron con él a ser su familia humana durante su infancia y adolescencia, los reconocerán instantáneamente años después. Uno de esos instantes sucedió cuando “Eleanor” de 42 años, reconoció instantáneamente a uno de sus cuidadores de cuando ella tenía 5 años, después de una ausencia de 37 años. Este amor no es extensivo a todos los humanos.

No me cansaré de admirar y alabar el trabajo de esas personas maravillosas que entregan su vida a este tipo de causas.

La serie “Elephant Diaries” nos enseña la montaña rusa emocional en la que están embarcadas estas personas. Con ellos he reído, he llorado, he celebrado sus triunfos y me han dolido los desastres.

En la serie se puede ver a la Dra. Daphne Sheldrick, creadora de la fundación, una señora que sigue al pie del cañón y supervisa todas y cada una de las llegadas de los huérfanos. Es reconocida internacionalmente como toda una autoridad en la crianza de animales salvajes. Fue la primera persona capaz de perfeccionar la formula de la leche para criar los elefantes y rinocerontes. Cuenta en su trayectoria con multitud de honores a nivel internacional. Su marido David, fue el fundador del parque en 1.948 y ella trabajo incansablemente a su lado hasta que este murió en 1.977.

No hay comentarios:

Publicar un comentario